La Romana: Las playas más increíbles, rodeadas de arte y cultura

La costa caribeña es, desde luego, el principal reclamo de quienes acuden a pasar sus vacaciones a La Romana. Todos tenemos en la mente esa paradisíaca imagen de largas playas solitarias, relucientes de arena dorada y cristalinos fondos en los que bucear contemplando a la fauna marina y el coral. Pues bien: en La Romana es posible encontrar estos paraísos y disfrutarlos como en ningún otro lugar. No en vano, personalidades de fama mundial como Sharon Stone, el diseñador Oscar de la Renta o Julio Iglesias cuentan con una residencia en el exclusivo complejo Casa de Campo, destinado a las vacaciones de los más ricos y glamourosos turistas.

Sin embargo, lejos de ser un destino VIP, La Romana está abierta a todos los viajeros: desde aquéllos que llegan sólo con el vuelo y se dedican a descubrir las bellezas de la región a su aire, hasta quienes prefieren apuntarse a un viaje organizado con todas las comodidades. Y para todos están las maravillosas playas caribeñas de la región, como por ejemplo la deBayahibe, a tan sólo veinte minutos de la ciudad de La Romana. Esta playa es considerada una de las más bellas del Caribe (y por lo tanto, del planeta) con toda justicia. Pero no es la única: basta con acercarnos a playa Dominicus o hacer una excursión a Isla Saona, perteneciente al Parque Nacional del Este, para encontrar arenales de belleza impresionante con límpidas aguas en las que practicar el submarinismo o el buceo a pulmón. Isla Catalina es otro de los puntos que merece la pena visitar; de propiedad privada, es un lugar de referencia en cuanto a buceo se refiere.

Muy cerca de La Romana, concretamente de la Casa de Campo, se encuentra un lugar muy especial: los Altos de Chavón. Se trata de un pequeño pueblo situado sobre el cañon del río que da nombre al lugar, y que a día de hoy es el lugar de residencia y creación de muchos artistas de prestigio internacional. En pleno Caribe, el pueblo destaca por su arquitectura inspirada en las villas mediterráneas del siglo XVI, aunque en realidad fue edificado a mediados de la década de los 70 del siglo XX. El pueblo cuenta además con excelentes restaurantes y boutiques de alto standing, así como una iglesia inspirada en el Medievo y un anfiteatro donde han actuado los más prestigiosos músicos y bandas internacionales. Y por si fuera poco, en Altos del Chavón se encuentra la Escuela de Arte de Altos del Chavón, una filial de la famosa Escuela Parsons de Diseño de Nueva York que desde 1983 imparte enseñanzas artísticas a alumnos procedentes de todo el mundo.

 

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Contactanos acá