¿Viajás a Tucumán? No podés dejar de comer el sándwich de milanesa más popular de Argentina

Ciertas costumbres argentinas tienen su folclore inigualable: el mate es un gran compañero y cada cebador defiende su propia técnica. El asado y el vinola cerveza y la pizza, etc. Si hablamos de maridajes gastronómicos en nuestro país abundan las tradiciones exquisitas y cada región posee la suya.

La hamburguesa y el choripán son infaltables en las canchas de fútbol y los puestos callejeros. Aunque el clásico de la comida al paso, sin duda, es un buen sánguche de milanesa. 


La forma de prepararlo cambia según el vendedor: más o menos condimentos, pan​ tostado o no y lo principal: ¿qué otros ingredientes tiene además de la famosa ‘milanga’? Lechuga y tomate seguro vienen en todos, pero puede contener cebolla, jamón y queso de base. Hay de carne o de pollo.

Más allá de las características propias de la receta, podemos confirmar que el sánguche de milanesa más reconocido es el tucumano. En la provincia, incluso es más popular que las también famosas empanadas.

En Tucumán, ​el sánguche de milanesa es venerado con una estatua propia. Creada por el artista Sandro Pereira, mide 2.20 metros de alto por 1.80 de ancho y está ubicada en la esquina de Mate de Luna y Pellegrini, en San Miguel de Tucumán. La escultura recrea a un señor regordete totalmente blanco y lo único coloreado es el sándwich que tiene entre sus manos. Ésta es una réplica de la original, que fue vendida en la feria arteBA de 2001 a 10 mil dólares. 

Dejá un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Contactanos acá